Animales Exóticos

Pájaros, loros, cobayas, hurones, tortugas… Tener una mascota en casa no significa siempre cuidar de un perro o un gato. Hay otras muchas opciones para convivir con animales y demostrarles nuestro amor incondicional. Y para ayudarnos a cuidarles existen profesionales especializados.

Dieta para erizos africanos (Atelerix albiventris) y erizos orejudos (Hemiechinus auritus)

La ración diaria se compone de los siguientes componentes:
Dos cucharadas de PIENSO DE GATO LIGHT. Si el erizo es un cachorro podemos darle pienso de cachorro de gato hasta que tenga unos 4 meses. A partir de esta edad es necesario iniciar el cambio a la dieta baja en calorías. Es recomendable mezclar algo de pienso light con el pienso de cachorro para evitar rechazos en el futuro.

El pienso de gato es preferible frente al pienso de perro, ya que imita mucho mejor la dieta de los insectívoros.
Una cucharada de MEZCLA DE FRUTA Y VERDURA FRESCA troceada. Podemos ofrecerles manzana, plátano, uvas, cerezas, todo tipo de bayas (moras, fresas, frambuesas, arándanos, etc.), espinacas, acelgas, col u otra verdura de hoja, partes verdes de las zanahorias.

Procure acostumbrarlo a una mayor variedad de estos alimentos.

Media cucharada de HUEVO DURO PICADO, QUESO FRESCO BAJO EN GRASA, POLLO COCIDO O JAMÓN YORK BAJO EN SAL. También sirve media cucharada de comida de gato o perro enlatada de buena calidad (alta gama).
También pueden ofrecerse invertebrados como premio: tenebrios, gusanos de la miel, camarones (unos 2-3 al día).

Los erizos tienden a ser algo maniáticos con la comida. A veces es difícil convencerles para que coman un alimento nuevo. Por lo que los cambios deben ser graduales y en algunos animales especialmente testarudos es necesario insistir durante varias semanas. 

Consejos para cuidado y alimentación del hámster

ALIMENTACIÓN:
Mezclas para hámsteres: ponga aproximadamente 2 cucharadas al día, de modo que el animal no pueda seleccionar sólo lo que más le gusta. Puede optar por la alimentación con pienso compuesto.

• Fruta y verdura: pequeñas cantidades todos los días.
Frutos secos: pueden comer ¼ de nuez, 1 avellana o 1 cacahuete a la semana.

• Proteína: 1-2 veces por semana (1 bolita de pienso de perro, huevo duro, jamón cocido o queso fresco).
Necesita disponer siempre de comida y agua limpia.
No limpie excesivamente “el almacén” del hámster: podría causarle ansiedad y exceso de acumulación de comida en los abazones.

No le dé nunca alimentos dulces, pueden causarle caries en las muelas. Las caries suelen derivar en problemas dentales e infecciones muy serias.

FRUTA Y VERDURA PARA HÁMSTERES:

• Brócoli, judías verdes.
• Hojas de la remolacha, zanahorias y rábanos: pueden ofrecerse con pequeños restos de la parte carnosa.
• Zanahoria, manzana, tomate.

Tenga en cuenta el tamaño del animal. Ofrézcale trocitos pequeños y siempre retire los restos que no ha comido en el día.

Cuando el hámster prueba una fruta o verdura por primera vez, siempre debemos vigilar que la tolere bien. La intolerancia daría lugar a heces pastosas o líquidas entre 2 y 3 horas después de la ingestión.

CUIDADOS:
No use nunca arena para gatos. No es recomendable usar algodón o pelo de cabra. Puede utilizar serrín prensado o granulado de maíz. El papel de cocina es adecuado para acolchar la casita o el nido.

Ponga algo de heno en la jaula: no sólo lo utilizará como sustrato, también le ayuda a obtener fibra y mantener sanos los dientes.

Todos los días revise el estado del fondo de la jaula, la rueda, escaleras, túneles, etc. El hámster ha podido roerlas dejando agujeros que pueden atrapar una pata.
Quite el sustrato sucio manchado con orina todos los días. Una vez a la semana limpie la jaula a fondo.
Nunca aloje más de un hámster sirio juntos: se van a producir peleas constantes.

Los hámsteres rusos pueden compartir jaula siempre que:
• La jaula sea suficientemente espaciosa.
• Tenga muchos refugios (preferiblemente el doble que hámsteres alojados).
• Los hámsteres hayan convivido desde edad temprana.
• Por supuesto tenga en cuenta que si no están separados por sexos se reproducirán rápidamente.

OTROS:
Los hámsteres viven entre 1,5 y 3 años. Tienen una actividad mayor a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde o bien durante la noche. Es de esperar que pasen el día dormitando. 

Hurones (Mustela putorius furo)

Consejos para cuidado y alimentación del hurón:
 
ALIMENTACIÓN
Siempre debe comer pienso de alta calidad. Los más adecuados son los piensos para cachorro de gato o aquellos piensos de hurón que contengan mínimo un 38% de proteína.
No todos los piensos comercializados para hurones cumplen con sus necesidades.
Necesita disponer siempre de comida y agua limpia.

VACUNACIÓN
El hurón no debe salir a la calle hasta que se complete la vacunación contra el moquillo:
A partir de los 2 meses: 1ª dosis. Transcurrido un mes desde la primovacunación: 2ª dosis
Revacunación anual
La vacuna antirrábica no es obligatoria en hurones en el País Vasco y solamente se requiere si el animal va a viajar fuera.
Microchip: es la forma más segura de identificar a su hurón
Pasaporte Europeo: imprescindible para viajar fuera de España. Si no se planea viajar una simple cartilla para llevar al día las vacunaciones y otros tratamientos es suficiente.

CUIDADOS HIGIÉNICOS
Caja de aseo que se limpia a diario.
No necesitan baños. Contrariamente a lo que mucha gente piensa los baños pueden aumentar el olor corporal.
En temporada de muda ofrecerle malta para gatos 1-2 veces por semana.

DESPARASITACIÓN
Es recomendable un análisis de heces post-compra en todos los hurones y cada 6 meses en los que salen a la calle.
No suele ser necesaria la desparasitación interna rutinaria.
Los hurones pueden tener molestos ácaros de los oídos que deben ser tratados. Si su hurón tiene mucha cera en los oídos o se rasca acuda al veterinario.

Filariosis (gusano del corazón): se necesita prevención si el hurón va a viajar a las zonas de riesgo (consultarnos si va a viajar).

OTROS
Extirpación de glándulas perianales: Hoy en día es una práctica en desuso. Por sí sola no elimina el olor corporal ya que éste se debe a la multitud de pequeñas glándulas sebáceas repartidas por toda la piel. La esterilización (quirúrgica o mediante implantes) es la forma más eficaz de reducir al mínimo el olor.
Castración de machos: puede realizarse a partir de los 6 meses. Los conocimientos científicos actuales establecen una fuerte relación entre la castración y la aparición de enfermedad adrenal. Consúltenos para conocer los riesgos y las distintas alternativas disponibles.

Ovariohisterectomía (esterilización de la hembra): puede realizarse a partir de los 6 meses. Suele ser suficiente para eliminar el olor corporal. El control del ciclo sexual es imprescindible para la salud de su hurona. Los conocimientos científicos actuales establecen una fuerte relación entre la castración y la aparición de enfermedad adrenal. Consúltenos para conocer los riesgos y las distintas alternativas disponibles.
Se recomienda un control médico rutinario cada 6 meses para hurones mayores de 4 años. Este control está dirigido a la detección precoz de enfermedad cardiaca, enfermedad de la glándula adrenal, insulinoma y otros trastornos comunes en la edad avanzada en hurones.

Si usted tiene gripe puede contagiarla a su hurón, causándole una enfermedad muy grave. 

DIETA RECOMENDADA PARA PSITACIDAS

La dieta ideal de estos animales debe de componerse de tres grupos básicos de alimentos:

1. PIENSO COMPUESTO DE ALTA CALIDAD. Es la base de la dieta. Debe de constituir al menos un 70 % de la misma. Algunas de las mejores marcas son: Harrison’s, Kaytee, Zu-Preem, Zeigler, Wagner, Hagen, NutriBird, Pretty Bird, etc...

2. FRUTAS Y VERDURAS. Incluyen cualquier verdura o fruta que se tenga disponible. Lo mejor es el brécol, judías verdes, zanahoria, espinacas, berros, pimientos y tomate.
También manzana, pera, naranja, melón, sandía, plátano, limón, piña, fresa, albaricoque, melocotón, uvas, dátiles, papayas, chirimoyas, zanahoria, tomate, pepinos, calabacín, calabaza, lechuga, acelgas, brócoli, coliflor, repollo, perejil, maíz... cualquier fruta o verdura que se nos ocurra, bien cruda o hervida.


3. OTROS ALIMENTOS: una vez por semana pueden ofrecerse los siguientes alimentos:

• LEGUMBRES: crudas remojadas o cocidas.
• ALIMENTOS DE ORIGEN ANIMAL: yogur, queso, carne, jamón (siempre con poca sal). No conviene dar leche, ya que puede producir diarrea.
• ALIMENTOS RICOS EN HIDRATOS DE CARBONO: sin abusar pueden comer pequeños trocitos de pan, galletas, bizcocho, etc. arroz, pasta o patatas cocidas.

ALIMENTOS PROHIBIDOS: AGUACATE (puede ser tóxico), CHOCOLATE, ALCOHOL, CEBOLLA, AJO, HUESOS DE FRUTAS.

CUIDADOS GENERALES:
1. Pulverizar al ave con agua 2-3 veces al día o poner humidificador. El plumaje y el sistema respiratorio de su loro necesitan humedad.
2. Cuando hace buen tiempo conviene sacarlos al aire libre (cuidado con el sol y el exceso de calor en verano).
3. No deje nunca a su loro suelto por la casa sin vigilancia.
4. Algunos objetos tóxicos para su loro son: mecheros, bisutería, plomillo de las cortinas, cables y otros objetos que contengan plomo, zinc o cobre; algunas pinturas (marcos, pintura de radiador, etc.), algunas plantas (consulte al veterinario).

Problemas de comportamiento: Picaje

El picaje es una alteración del comportamiento importante, compleja y, en general, difícil de tratar.
Esto es una guía orientativa sobre el posible origen psicológico del comportamiento del picaje. No pretende ser una verdad absoluta ni una de solución fácil y garantizada. Cada loro es un individuo único y tiene su personalidad y temperamento particulares, pero todos se caracterizan por una gran inteligencia.

COMPORTAMIENTO EN LA NATURALEZA

En estado silvestre los loros dedican la mayor parte del tiempo a las tareas diarias tales como la búsqueda de alimento, interacciones sociales y acicalamiento. Estas 3 tareas básicas constituyen comportamientos esenciales para la salud mental y el bienestar del animal. La búsqueda de comida y el acicalamiento son comportamientos instintivos, es decir, el loro nace con ellos. Las interacciones sociales, sin embargo, al igual que en los humanos, son aprendidas a lo largo de la vida, especialmente durante el periodo de infancia y juventud. El equilibrio entre estos 3 comportamientos es fundamental para la salud mental.
Uno de los problemas asociados al estado de cautividad es la supresión del comportamiento de búsqueda de comida: el loro siempre la tiene disponible en abundancia, tan sólo tiene que ir al comedero. En vez de las 6-18 horas diarias, la alimentación tan sólo ocupa 15-20 minutos al día. Las interacciones sociales se ven alteradas debido a que el ave vive en una “bandada” de humanos. Esta última alteración es aún mayor cuando los propietarios están fuera de casa durante horas y el loro se queda sólo (que es totalmente antinatural). Todo esto altera el equilibrio entre los 3 comportamientos básicos: como el loro ya no gasta tiempo en buscar comida y queda privado de la posibilidad de interacciones sociales, exacerba el comportamiento de acicalamiento llevándolo al extremo de cortar o arrancarse las plumas o, en casos más graves, incluso hacerse heridas.

Nuestro objetivo sería proporcionar a nuestra mascota herramientas para que pueda desarrollar sus comportamientos instintivos de una forma más natural y enseñarle un comportamiento social saludable que fomente en él/ella sensación de seguridad y autoestima. El equilibrio mental y psíquico es el mejor aliado para la salud física.


¿QUÉ PODEMOS HACER EN CASA PARA FOMENTAR UN COMPORTAMIENTO SANO Y NATURAL?

1. BÚSQUEDA DE ALIMENTO:

• Dieta equilibrada a base de un pienso de buena calidad. La cantidad de comida también es importante, debemos evitar el exceso que conduce a la obesidad, hiperactividad, celo continuo, alteraciones del comportamiento social, etc.
• Fruta y verdura: no más de 1-3 tipos de fruta/verdura cada vez (para no crear sensación de superabundancia). Es preferible variar de un día a otro que ofrecer una gran variedad un mismo día.
• Restringir otro tipo de alimentos. Si a su ave le gusta algo en particular (pipas, cacahuetes, galleta, zumo, etc...) haga que tenga que “ganarse” ese premio, mediante ejercicios de educación/adiestramiento o comportamiento de búsqueda.
• Fomentar el comportamiento de búsqueda:
• Posaderos escondites de comida: perchas de madera natural sin tratar con agujeros en los que se esconden semillas u otros premios.
• Podemos usar también cocos vacíos, cajitas, etc.
• Envolver los comederos con papel de cocina, periódico o cartón.
• Envolver individualmente las piezas de comida. Podemos hacer “caramelos” o “cucuruchos” con trozos de pienso y/o unas pocas semillas. No todos los “caramelos” deben contener comida.
• Mezclar la comida con objetos no comestibles (sustrato de coco o tronquitos de serrín). Algunas especies pueden verse muy estimuladas por una caja de arena o grit que contenga comida.
• Juguetes pinchafruta o escondites de premios: existen multitud de juguetes en el mercado destinados a que el loro use su habilidad e inteligencia para conseguir la comida.
• Entrenamiento/adiestramiento: reserve las golosinas para premiar a su loro cuando realiza un comportamiento deseado. De esta manera está proporcionándole una modificación del comportamiento natural de búsqueda de alimento y consigue una buena interacción social (además de un buen pasatiempo y unos momentos muy divertidos).
Es posible que el ave necesite que le enseñe que “ahí dentro hay comida”. Puede empezar a hacer agujeros en el papel o cartón que envuelve la comida o sacar un premio escondido en un agujero y comérselo o hacer cómo que se lo come (es importante no compartirlo con el ave, sino enseñarle a que debe sacarlos él mismo).

2. CUIDADO DEL PLUMAJE Y ACICALAMIENTO:
Pulverice a su ave con agua limpia todos los días. La pulverización suave estimula un acicalamiento normal y mejora la calidad del plumaje.
• Si su loro se asusta, pulverice primero hacia un lado o hacia arriba, mientras le habla para tranquilizarlo. No es necesario apuntar al ave, es suficiente con pulverizar hacia arriba dejando que una fina niebla descienda sobre el loro.
• La pulverización puede realizarse mientras el ave está fuera de la jaula y usted está pasando un tiempo con él. De esta manera se combinan el comportamiento de cuidado de las plumas con interacciones sociales.
• Ofrezca un objeto para que sea acicalado (que pueda ser destrozado): por ejemplo un cepillo de cerdas naturales, un borlón de esparto o un plumero (sin teñir). Puede jugar con estos objetos y “acicalarlos” usted mismo hasta que el loro se habitúe a ellos. Algunos loros aprenden a acicalar estos objetos en vez de destruir su propio plumaje.
• Utilice sólo agua limpia para la pulverización. Desgraciadamente en el mercado y en Internet encontrará muchos productos y consejos con supuesta acción beneficiosa para el plumaje. Muchos de ellos son incluso perjudiciales.

3. INTERACCIONES SOCIALES - EDUCACIÓN BÁSICA.
En la naturaleza las aves adultas enseñan el comportamiento social adecuado a las aves jóvenes. Además, siendo animales muy inteligentes, los loros mantienen su capacidad de aprendizaje durante toda la vida, como los humanos. En cautividad nosotros seremos su bandada y debemos asumir el papel de mentores. A los loros les gusta aprender cosas nuevas. Claro que esto no significa que quieran hacer el payaso en cualquier momento a nuestro antojo, pero sí les gusta utilizar y mostrar su inteligencia.
Necesitan compañía todos los días. Enséñele objetos nuevos (evitando los peligrosos), juguetes diferentes, háblele, cuéntele lo que hay alrededor mencionando los colores, texturas, lugares, etc. ¡Tienen una capacidad de entendimiento de nuestro lenguaje oral sorprendente!
Como parte de la convivencia y educación básica como mínimo debemos enseñarles una serie de órdenes: sube, baja y ahí. No se trata de órdenes absurdas que el loro tiene que hacer por narices o porque nos da la gana, sino de comportamientos aprendidos básicos para entendimiento y relación entre personas y loro, de una manera similar a como educaría a un niño.

• “Sube” - Este acto es la base de la educación de su loro. Sitúe su mano a la altura de las patas del loro, tóquelas suavemente y diga “sube”. Una vez que el loro ha colocado una pata sobre su mano sujétele suavemente por los deditos y elévelo de forma que termine de posarse en la mano. La mano debe estar firme; si tiembla o muestra movimientos inseguros y con miedo, el loro percibirá inestabilidad o peligro y no querrá subir. La mayoría de los loros mansos no necesitan golosinas como premio sino unas efusivas muestras de alegría por parte de su dueño (que muchas ves son el mejor premio).
Si el loro no es manso, puede ser más recomendable intentar “sobornarlo” con golosinas (trocitos de nuez, pipa...). Si el loro responde a la tentación, cómase la golosina con evidentes signos de gustazo.
Si le da mucho miedo que el loro pique, puede recurrir a cubrirse la mano con una toalla (no use guantes) hasta que la confianza y el entendimiento mutuos entre loro y usted sea mayor.

• “Baja” - También es una orden importante para que pueda guiar los movimientos de su loro. Para esta orden debe situar la mano en la que está posado el loro algo más baja que la percha a la que quiere que vaya. El loro debe estar de cara a la percha. Lentamente gire la mano hacia la percha, haciendo que el loro se incline hacia delante a la vez que pronuncia “baja”. Muchos loros se apoyarán en la percha con el pico antes de pasar las patas.
Es importante que se cumpla la norma de que “sube” siempre significa “sube a la mano” y “baja” – “baja de la mano a cualquier otro objeto”.

• “Ahí” - mantenerse en la percha donde ha sido posado cuando está fuera de la jaula es parte de comportamiento social normal del ave. Nos permite enseñar al loro a estar junto a nosotros, igual que lo haría con otro loro, y no sobre nosotros (lo cual es un comportamiento aberrante y que lleva generalmente a trastornos psíquicos como inseguridad o agresividad).
Enseñar “ahí” a nuestro loro evita también que deambule por la casa libremente. Estar suelto por la casa aumenta significativamente el riesgo de traumatismos e intoxicaciones. Desde el punto de vista psicosocial, un ave suelta por casa tiende a desarrollar una relación de dependencia excesiva o incluso de pareja con una sola persona.
Para enseñar “ahí” son ideales las perchas o parques portátiles (para poner encima de la mesa o las de pie alto para el suelo). El loro no debe quedar más alto que las personas. Premie al loro verbalmente, con caricias y/o golosinas mientras se mantiene en la percha. Salga de la habitación durante un par de minutos y luego regrese para premiar al loro si se ha mantenido en la percha.

Si el loro intenta bajar de la percha o empieza a trepar hacia arriba, simplemente vuelva a colocarlo en la percha sin decir palabra. Puede trabajar con otros estímulos positivos (juguetes, golosinas escondidas, pulverización, etc...) para que el loro comprenda y acepte que estar en la percha es bueno para él.
La educación requiere dedicación y tiempo, pero es necesaria. Al ser tan inteligentes, la educación de los loros es un cuento de nunca acabar ya que aprenden y nos ponen a prueba durante toda la vida.

Periquitos (Melopsittacus undulatus)

ALIMENTACIÓN:
Es tremendamente difícil conseguir una dieta equilibrada a base de semillas y comida casera. Una dieta desequilibrada conduce siempre a enfermedad.
La forma más fácil de alimentar correctamente a su periquito es utilizando un pienso compuesto extrusionado que impide que el periquito selección sólo las semillas que más le gusten
Fruta y verdura: todos los días pequeños trocitos. Cuanto más variada-mejor. Suelen preferir verdura de hoja.
No deben tomar nunca aguacate, chocolate, alcohol ni alimentos muy salados.
Necesita disponer siempre de comida y agua limpia.
Pueden colocarse huesos de sepia o piedras de calcio en la jaula.
Los suplementos vitamínicos no son necesarios si la alimentación es correcta. Algunos pueden ser perjudiciales.

DESPARASITACIÓN:
No suele ser necesaria la desparasitación interna. Si el periquito vomita podría tratarse de tricomoniasis, una enfermedad poco frecuente pero muy grave.
Los periquitos pueden tener parásitos externos (ácaros). Si su periquito se rasca o tiene rugosidades en el pico, consúltenos. Los espray antiparasitarios que suelen estar a la venta en las tiendas no son efectivos.

CUIDADOS DIARIOS:
Los posaderos deben ser rugosos y anchos de modo que mantenga el pie casi estirado.
Es recomendable ofrecerles una bañera para refrescarse, sobre todo en verano. Pueden pulverizarse con agua 1 vez al día si les gusta.
No use nunca arena para gatos. El mejor sustrato para poner en el fondo de la jaula es el papel.
Nunca deje al periquito suelto por casa sin vigilancia.
Coloque la jaula un lugar luminoso. Es bueno que tomen el aire y el sol siempre que el tiempo lo permita (cuidado con exceso de sol y calor en verano).

SALUD:
Si un ave ha dejado de comer - le ocurre algo grave. Suele ser bastante difícil reconocer los primeros indicios de enfermedad en un periquito. Entre otros, son motivos para alarmarse los siguientes síntomas:
• Está apagado o duerme más de lo normal.
• Tiene postura anormal o sacude la cola al respirar.
• Bebe mucha agua.
• Tiene heces líquidas o de color anormal.
• Elimina excesiva cantidad de orina.
• Tiene abultamientos.
• Come más o menos de lo normal.
• Tiene vómitos.
No medique al ave por iniciativa propia o consejo de personas no especializadas. La mayoría de los medicamentos para personas y los que se venden en las tiendas sin control médico son muy tóxicos para los periquitos.
Si ya tiene periquitos en casa y compra un ave nueva siempre haga la cuarentena. Consúltenos.

GRANDES MENTIRAS SOBRE LOS PERIQUITOS:
No es cierto que los periquitos sólo deban comer mijo. Una dieta monótona acaba siendo causa de enfermedad.
Las dietas a base de mijo son anticuadas. Hoy se sabe que no son equilibradas. En términos nutricionales sería como alimentar a un niño con tocino, panceta, chorizo y patatas todos los días.
Si el periquito ya es adulto puede ser difícil convencerlo para que acepte alimentos nuevos. No debe forzarlo haciéndole pasar hambre. El veterinario le aconsejará y le proporcionará trucos e ideas para conseguir que el pequeño cabezota cambie de opinión.
No es cierto que la fruta y la verdura les produzcan diarrea. La fruta y verdura contienen bastante agua y al tomarlas el periquito orina más. Es totalmente normal.
No es cierto que el periquito viva mejor confinado en la jaula porque se siente más seguro. Es conveniente que salga, siempre bajo vigilancia. El ejercicio físico y mental es beneficioso para él.
No obstante debe tener en cuenta que un periquito que ha estado muchos meses en una jaula puede tener miedo o ansiedad al salir de ella por primera vez. Déjele que vaya poco a poco. Puede colocar algo de comida fuera para acostumbrarlo a posarse primero en la puerta abierta.
También debe tener precaución con algunos peligros para el ave suelta:
• Choques con ventanas.
• Intoxicación con metales por jugar con mecheros, envoltorios metálicos de corchos de cava o vino, plomillos de las cortinas, lentejuelas, algunas joyas de bisutería, objetos de cristal de colores, barnices y pinturas de cuadros, radiadores y sobre todo antigüedades.
• Quemaduras en la cocina o con cigarrillos.
• Ataques por otros animales (perros, gatos, hurones, loros, cotorras…).
Importante:
-Evitar cambios bruscos de temperatura, corrientes, difusores, ambientadores…
-No fumar en la misma sala donde está el periquito. 

Petauro del azucar (Petaurus breviceps)

Dietas y cuidados para falangeros o petauros del azucar (Petaurus breviceps) en cautividad.

ALOJAMIENTO
Son animales muy sociables y deben ser mantenidos en pequeños grupos o como mínimo en pareja. Suelen ser dóciles y se dejan manejar bastante bien, especialmente los ejemplares nacidos en casa.
También debemos tener en cuenta que son predominantemente nocturnos, por lo que hay que dejarles descansar durante el día.
En contra de lo que su nombre sugiere, los planeadores de azúcar son animales bastante insectívoros, por lo que es imprescindible asegurar un buen aporte de proteína animal en su dieta. Por otra parte, debemos tener racionado el aporte de azúcares, ya que un exceso de estos nutrientes puede ser perjudicial. El alimento debe ser administrado en forma semi-húmeda o húmeda, nunca seco.

La jaula debe ser amplia y alta. Para una pareja de petauros se requieren dimensiones mínimas de 50 × 50 x 75 cm. Aunque si puede ser más amplia, aún mejor. Instalaciones de 2m ×2m x 2m son ideales para alojar un pequeño grupo de 5-6 ejemplares. La separación entre barrotes debe ser pequeña para evitar fugas.
Colocaremos en la jaula troncos, ramas y refugios para que los animales puedan trepar y refugiarse. En la naturaleza se esconden en agujeros de los árboles, que a veces roen y preparan ellos mismos con sus dientes y en otras ocasiones ocupan nidos abandonados por otros animales. Los refugios o cajas de madera son apropiados para ellos (hay que tener la precaución de elegir casetas o cajas que puedan abrirse fácilmente en caso de necesidad).
En el suelo podemos colocar un sustrato absorbente como madera o papel prensado.

COMPOSICIÓN DE LA DIETA
• 50 % PROTEÍNA ANIMAL. Se usa huevo cocido, comida blanda para gatos de alta calidad alternándose con insectos de cualquier tipo (las lombrices y los gusanos de la polilla de la miel Galería melonella son los más cómodos de administrar y suelen ser bien aceptados por los petauros). En ocasiones, para animales adultos es necesario recurrir a la comida para gatos light.
• 50 % MEZCLA DE FRUTA MADURA Y SUPLEMENTO VITAMÍNICO Y MINERAL. Se mezcla 1 cucharada de fruta madura picada (que no llegue a fermentar), con medias cucharadas de miel y una pizca de suplemento vitamínico mineral. El suplemento de calcio adecuado es de carbonato cálcico. Si se usa pienso de gato como parte de la mezcla el suplemento vitamínico mineral puede ser innecesario.
• Otros: se pueden ofrecer pequeñas cantidades de zumos, néctares, miel o jarabe de arce (0,25- 0,5 ml una a la semana).
Debemos tener en cuenta la cantidad ofrecida. Cada petauro consumirá al día un volumen de comida similar al volumen de dos cabezas de petauro adulto. Para evitar la selección y consumo parcial de la dieta, todos los ingredientes pueden ser ofrecidos mezclados en forma de papilla.

Comederos:
Prefieren alimentarse en lugares altos, es preferible colocar los comederos y bebederos en lugares elevados de la jaula. Debemos ser muy estrictos con la higiene. Los comederos y bebederos deben estar siempre perfectamente limpios. 

Cuidados generales de la tortuga leopardo africana
(Stigmochelys pardalis)


DIETA
Dividimos la dieta en tres apartados que son indispensables para la buena salud de estos animales. La dieta se resume en:
90 % VERDURAS
Se incluyen la mayoría de los que tienen la hoja verde, como escarola, rúcula, endibias, berros, canónigos, col o repollo, coliflor (la flor y las hojas), acelgas, espinacas, brócoli, hojas de zanahoria, hojas de rábano...
Si es posible coger plantas silvestres como dientes de león, tréboles, hojas de morera, césped, etc. Estas plantas son lo más parecido a lo que comen en libertad y es lo mejor que pueden comer, pero hay que lavarlo bien y recoger plantas en zonas no abonadas ni fumigadas recientemente.
Estas tortugas también pueden comer hojas y flores de hibisco y dalia.
Hay que procurar cambiar y no dar siempre la misma variedad.
Nota: la lechuga es muy pobre en nutrientes. No es recomendable para la alimentación de ningún reptil.
Las tortugas leopardo africanas pueden acostumbrarse a comer heno (hierba seca) como el que se vende para los conejos.
10 % FRUTA (un volumen de fruta del tamaño de la cabeza de la tortuga al día): debemos considerarlo prácticamente un premio.
Vale cualquier fruta cortada en trozos y con la piel. Se pueden ofrecer también pequeñas cantidades de judías verdes, pimientos, tomate, habas, y verduras que vienen congeladas en forma de menestra.

AGUA
No descuide el aporte de agua a sus tortugas. Es imprescindible ofrecerles un recipiente amplio y poco profundo en el que la tortuga puede entrar y tener la cloaca sumergida en agua. Esto les ayuda a mantenerse hidratadas y estimula la defecación. Si la tortuga no se baña sola, hay que meterla en el recipiente 1-2 veces por semana como mínimo (si puede ser todos los días – mejor).
SUPLEMENTO DE CALCIO Y VITAMINAS
El exceso de suplementación vitamínica y mineral puede ser tanto o más perjudicial que la carencia. Tenga cuidado. Una buena alimentación y condiciones de mantenimiento correctos hacen que la suplementación sea prácticamente innecesaria.
El calcio debe ser ofrecido sólo cada dos semanas en forma de polvo sobre las hojas. NO todos las formas de calcio son adecuadas para tortugas. Recuerde que la base de la salud es una correcta alimentación, no los suplementos.
Puede ofrecer a sus tortugas el hueso de sepia (se vende en cualquier pajarería), lo morderán y obtendrán suplemento de calcio adecuado y además enriquecimiento ambiental.

TEMPERATURA Y LUZ
Es necesario comprar al menos un termómetro para controlar la temperatura en todo momento.
Debe crearse un punto caliente de 38-40º C en un extremo del terrario. Instintivamente las tortugas suelen buscar calor donde hay luz, por lo que es preferible utilizar un foco que combine luz ultravioleta, luz normal y calor (bombillas especiales para reptiles). La tortuga utilizará esta fuente de calor a voluntad y cuando ya se siente caliente se alejará a una zona más fresca. La comida debe ser colocada en el extremo más fresco para evitar que se reseque. La temperatura la zona más fría del terrario no debe bajar de 24-25º C.
Necesitan exposición diaria a la luz ultravioleta. Se puede utilizar luz solar directa (sin cristales ni plásticos en medio) o lámparas UV especiales para reptiles. Deben recibir luz ultravioleta durante 10-12 horas al día. Se puede seguir el fotoperiodo natural.
Las tortugas han evolucionado para calentarse desde arriba, no desde abajo. Por esta razón, las esterillas y cables pueden ser utilizadas como una ayuda para mantener la temperatura general del terrario, pero no como la fuente de calor principal. Exceso de calor desde el suelo produce problemas digestivos y supone riesgo de quemaduras. Las esterillas pueden colocarse en una pared del terrario o debajo del mismo siempre con una buena capa de sustrato por encima (para evitar quemaduras). Las rocas o piedras de calor no son adecuadas en ningún caso.

HIBERNACIÓN
Las tortugas leopardo africanas NO deben hibernar NUNCA. Son animales de clima templado y su especie no ha evolucionado para hibernar.

TERRARIO
Cuanto más amplio mejor, las tortugas necesitan caminar. Para sustrato puede utilizar mezcla de tierra para macetas y arena. Las tortugas desarrollan su actividad en el suelo, por lo que no tienen que ser terrarios altos.
Es necesario mantener la higiene tanto del suelo como de las paredes. Las heces deben retirarse a diario y se recomienda cambio total del sustrato cada semana o cada dos (depende de cada caso).
Algunas plantas naturales como hibisco, potos, dalias, pensamientos, perejil, hierba son adecuadas como decoración. Las tortugas pueden comerlas. No se recomiendan plantas artificiales porque pueden causar obstrucciones digestivas sin son ingeridas.

SALUD
Se recomienda un análisis de heces dos veces al año para controlar los parásitos.
Al menos una vez al año recomendamos una revisión más completa con análisis de sangre.

Consúltenos si la tortuga presenta alguno de los siguientes síntomas:
• Tiene el caparazón blando.
• Está menos activa de lo normal.
• Come menos de lo normal o no come.
• Ha dejado de defecar.
• Tiene mocos o mantiene los ojos cerrados.  

Consejos para mantenimiento en cautividad de tortugas africanas (Centrochelys sulcata y Stigmochelis pardalis) alojadas en exterior.

DIETA:
Son tortugas terrestres herbívoras y su dieta debe basarse en los siguientes componentes:

PASTO FRESCO: Pastar y forrajear es un comportamiento natural de las grandes tortugas de tierra. Siempre que sea posible, es recomendable que las tortugas pasten sobre césped, diente de león, trébol y otras hierbas. Conviene que haya algo de variedad. La hierba debe ser libre de pesticidas y fertilizantes.

HENO: las sulcatas y las tortugas leopardo en la naturaleza comen frecuentemente hierba seca, por lo que también constituye un alimento natural. Conviene que tengan siempre un buen manojo a su disposición. Puede ser heno de gramíneas o de alfalfa.

VERDURAS: puede ofrecerse verdura de hoja verde (acelgas, espinacas, col, hojas de zanahoria, hojas de rábano, hojas de coliflor, brócoli, endivias). Pueden comer también hojas y flores de hibisco, dalia, morera, parra y otros árboles de hoja caduca (excepto eucalipto).
Nota: la lechuga es muy pobre en calcio y demasiado rica en fósforo. No debe ser dada más que de forma ocasional.

FRUTA Y VERDURA CARNOSA: no la necesitan y en grandes cantidades puede ser incluso perjudicial (aunque a algunas les guste). Puede ofrecerse ocasionalmente en pequeñas cantidades y cortada en trozos.

CONDICIONES AMBIENTALES:
Necesitan temperatura ambiente superior a 20º C (adultos) o 25º C (juveniles) durante todo el año. Además es imprescindible que tengan puntos calientes de unos 35-40º C. En verano esta temperatura se consigue de forma natural con el sol que la tortuga utiliza a voluntad. En invierno puede conseguirse mediante apropiada colocación de focos de luz infrarroja (generalmente se necesitarán focos potentes de unos 250W).
Estas tortugas no pueden hibernar. Aunque pueden tener periodos de actividad más baja en invierno y en verano.
Necesitan exposición a la luz solar directa a diario (sin cristales en medio), por lo que los invernaderos cerrados no son adecuados para ellas.
Por otra parte también necesitan casetas de tamaño adecuado para poder esconderse dentro (les proporcionan sombra en verano, abrigo en invierno y refugio y sensación de seguridad para tortugas más tímidas).
Conviene que tengan siempre acceso al agua limpia no sólo para beber (cosa que hacen raramente) sino para bañarse. La profundidad debe ser suficiente para que la cloaca de la tortuga quede sumergida en agua pero no tan grande como para suponer peligro de ahogamiento.
Si la tortuga recibe una dieta adecuada, vive en el exterior (expuesta a horas de luz solar) y está sana no necesita suplementos vitamínicos o minerales. Algunos pueden ser perjudiciales.

OTROS CUIDADOS:
En cautividad, sobre todo con dietas inadecuadas (demasiado ricas en fruta o verdura carnosa) tienen tendencia a la obesidad que puede suponer un grave riesgo para su salud.
Se recomienda un análisis de heces dos veces al año para controlar los parásitos.
Al menos una vez al año recomendamos una revisión más completa con análisis de sangre.

Tenga en cuenta que el lenguaje corporal de los reptiles es difícil de comprender y además tardan mucho tiempo en empezar a mostrar síntomas de enfermedad. Consúltenos lo antes posible si observa cualquiera de los siguientes signos de enfermedad:
• La tortuga ha dejado de comer.
• Tiene alguna alteración en las heces (diarrea, estreñimiento o falta de defecación, eliminación de comida sin digerir, eliminación de parásitos visibles a simple vista).
• La tortuga está demasiado inactiva o quieta.
• El caparazón está blando.
• Los escudos del caparazón tienen aspecto piramidal (el caparazón no está liso).
• Hay exudados por la nariz (mocos).
• La tortuga hembra está inquieta, hace comportamiento de puesta (excavar) pero no pone los huevos.
• Traumatismos.
 

Tortugas de agua de caparazón duro (Trachemys sp y similares)

Cuidados recomendados para tortugas de agua:

ALIMENTACIÓN:
Las típicas “gambitas” o gammarus NO es una dieta adecuada para las tortugas de agua, ya que es muy deficiente en muchos nutrientes.
Una alimentación correcta para una tortuga de agua sana podría ser la siguiente:
Animales jóvenes (menores de 1 año y/o cuya longitud de caparazón no supera los 10 cm):
Pienso compuesto de tortugas acuáticas a diario.
Pescado completo (con piel, espinas, cabeza y cola) (p.ej. boquerón, chirrete, chanquete...) a diario si no reciben pienso o 1-2 veces por semana como complemento para tortugas que comen pienso. El pescado debe ser congelado previamente (para evitar el problema de los parásitos).

Animales adultos (mayores de 1 año y cuya longitud de caparazón supera los 10 cm).
Igual que los jóvenes pero debemos disminuir paulatinamente la frecuencia de alimentación hasta 2-3 veces por semana.
• Empezar a añadir verdura de hoja (acelgas, perejil, berros, canónigos, etc.)
Es recomendable alimentar a los animales en un recipiente separado y esperar a que defequen, para luego devolverlos a su acuario habitual. De esta forma se consigue una mejor higiene.

TEMPERATURA
La temperatura de agua para estos animales debe estar entre 20 y 24º C (no es necesario calentarla). Deben tener un espacio seco donde poder salir para calentarse y tomar el sol. En estas áreas secas debe haber puntos de temperatura de unos 35-40º C.
Estas tortugas no necesitan hibernar si viven dentro de casa. Es preferible para su salud mantenerlas calentitas y con luz todo el año.

LUZ
Necesitan luz ultravioleta durante unas 8-12 horas al día. Si no es posible que tomen el Sol natural (sin cristales por medio) es necesario utilizar una luz UV especial para reptiles. Los cristales absorben parte de la luz solar, por tanto no sirve ponerlas a la luz del sol a través de la ventana.

Existen bombillas especiales para reptiles que combinan luz ultravioleta y calor. Debemos mantenerlas encendidas durante unas 10-12 horas al día.
Bombilla de calor y fluorescente de luz UV (Existen bombillas que combinan calor y luz UV, de manera que el fluorescente ya no sería necesario).
Punto caliente debajo de la bombilla: 35-40º C.

AGUA
Los galápagos o tortugas de agua son animales que necesitan y cuando están sanos prefieren pasar muchas horas en el agua.
Si una tortuga acuática intenta salir del agua constantemente significa que algo no está bien. Puede que esté enferma o que esté fría (hipotermia crónica).
Debemos mantener el agua limpia. Los filtros ayudan, pero aun así es necesario cambiarla con regularidad.
La temperatura del agua debe estar entre 20 y 24º C.
En ningún caso es adecuado mantener a una de estas tortugas suelta por casa. 

Cuidados para tortugas de espolones africanas

Dividimos la dieta en tres apartados que son indispensables para la buena salud de estos animales. La dieta se resume en:
90 % VERDURAS Se incluyen la mayoría de los que tienen la hoja verde, como escarola, rúcula, endibias, berros, canónigos, col o repollo, coliflor (la flor y las hojas), acelgas, espinacas, brócoli, hojas de zanahoria, hojas de rábano...
Si es posible coger plantas silvestres como dientes de león, tréboles, hojas de morera, césped, etc. Estas plantas son lo más parecido a lo que comen en libertad y es lo mejor que pueden comer, pero hay que lavarlo bien y recoger plantas en zonas no abonadas ni fumigadas recientemente.
Estas tortugas también pueden comer hojas y flores de hibisco y dalia.
Hay que procurar cambiar y no dar siempre la misma variedad.
Nota: la lechuga es muy pobre en calcio. No es recomendable para la alimentación de ningún reptil.
Las tortugas de espolones africanas pueden acostumbrarse a comer heno (hierba seca) como el que se vende para los conejos.
10 % FRUTA (un volumen de fruta del tamaño de la cabeza de la tortuga al día).
Vale cualquier fruta cortada en trozos y con la piel. Se pueden ofrecer también pequeñas cantidades de judías verdes, pimientos, tomate, habas, y verduras que vienen congeladas en forma de menestra.

AGUA
No descuide el aporte de agua a sus tortugas. Es imprescindible ofrecerles un recipiente amplio y poco profundo en el que la tortuga puede entrar y tener la cloaca sumergida en agua. Esto les ayuda a mantenerse hidratadas y estimula la defecación. Si la tortuga no se baña sola, hay que meterla en el recipiente 1-2 veces por semana como mínimo (si puede ser todos los días – mejor).

SUPLEMENTO DE CALCIO Y VITAMINAS
El exceso de suplementación vitamínica y mineral puede ser tanto o más perjudicial que la carencia. Tenga cuidado. Una buena alimentación y condiciones de mantenimiento hacen que la suplementación sea prácticamente innecesaria.
Ofrecer sólo cada dos semanas en forma de polvo sobre las hojas. NO todos las formas de calcio son adecuadas para tortugas (consulte al veterinario). Recuerde que la base de la salud es una correcta alimentación, no los suplementos.
Puede ofrecer a sus tortugas el hueso de sepia (se vende en cualquier pajarería), lo morderán y obtendrán suplemento de calcio adecuado y además enriquecimiento ambiental.

TEMPERATURA Y LUZ
Es necesario comprar al menos un termómetro para controlar la temperatura en todo momento.
Debe crearse un punto caliente de 38-40º C en un extremo del terrario. Instintivamente las tortugas suelen buscar calor donde hay luz, por lo que es preferible utilizar un foco que combine luz ultravioleta, luz normal y calor (bombillas especiales para reptiles). La tortuga utilizará esta fuente de calor a voluntad y cuando ya se siente caliente se alejará a una zona más fresca. La comida debe ser colocada en el extremo más fresco para evitar que se reseque. La temperatura la zona más fría del terrario no debe bajar de 24-25º C.
Necesitan exposición diaria a la luz ultravioleta. Se puede utilizar luz solar directa (sin cristales ni plásticos en medio) o lámparas UV especiales para reptiles. Deben recibir luz ultravioleta durante 10-12 horas al día. Se puede seguir el fotoperiodo natural.
Las tortugas han evolucionado para calentarse desde arriba, no desde abajo. Por esta razón, las esterillas y cables pueden ser utilizadas como una ayuda para mantener la temperatura general del terrario, pero no como la fuente de calor principal. Exceso de calor desde el suelo produce problemas digestivos y supone riesgo de quemaduras. Las esterillas pueden colocarse en una pared del terrario o debajo del mismo siempre con una buena capa de sustrato por encima (para evitar quemaduras). Las rocas o piedras de calor no son adecuadas en ningún caso.

HIBERNACIÓN
Las tortugas de espolones africanas NO deben hibernar NUNCA. Son animales de clima templado y su especie no ha evolucionado para hibernar.

TERRARIO
Debe estar preparado para el hecho de que su tortuga alcanzará un gran tamaño con los años.
Cuanto más amplio mejor. Para sustrato puede utilizar mezcla de tierra para macetas y arena. Las tortugas desarrollan su actividad en el suelo, por lo que no tienen que ser terrarios altos.
Es necesario mantener la higiene tanto del suelo como de las paredes. Las heces deben retirarse a diario y se recomienda cambio total del sustrato cada semana o cada dos (depende de cada caso).
Algunas plantas naturales como hibisco, potos, dalias, pensamientos, perejil, hierba son adecuadas como decoración. Las tortugas pueden comerlas. No se recomiendan plantas artificiales porque pueden causar obstrucciones digestivas sin son ingeridas.

SALUD
Se recomienda un análisis de heces dos veces al año para controlar los parásitos.
Al menos una vez al año recomendamos una revisión más completa con análisis de sangre.

Consúltenos si la tortuga presenta alguno de los siguientes síntomas:
• Tiene el caparazón blando.
• Está menos activa de lo normal. Come menos de lo normal o no come. Ha dejado de defecar. Tiene mocos o mantiene los ojos cerrados. 

Tortugas de tierra mediterráneas: Moras, Marginadas y Rusas (Testudo sp. y Agryonemis horsfieldi)


Dieta recomendada para tortugas de tierra mediterráneas, marginadas y rusas
Dividimos la dieta en tres apartados que son indispensables para la buena salud de estos animales. La dieta se resume en:

90 % VERDURAS
Se incluyen la mayoría de los que tienen la hoja verde, como escarola, rúcula, endibias, berros, canónigos, col o repollo, coliflor (la flor y las hojas), acelgas, espinacas, brócoli, hojas de zanahoria, hojas de rábano...
Si es posible coger plantas silvestres como dientes de león, tréboles, hojas de morera, césped, etc. Estas plantas son lo más parecido a lo que comen en libertad y es lo mejor que pueden comer, pero hay que lavarlo bien y recoger plantas en zonas no abonadas ni fumigadas recientemente.
También pueden comer hojas y flores de hibisco y dalia.
Hay que procurar cambiar y no dar siempre la misma variedad.
Nota: la lechuga es muy pobre en calcio. No debe ser dada más que de forma ocasional.
10 % FRUTA (un volumen de fruta del tamaño de la cabeza de la tortuga).
Vale cualquier fruta cortada en trozos y con la piel. Se pueden ofrecer también judías verdes, pimientos, tomate, habas, y verduras que vienen congeladas en forma de menestra, pero sin abusar.

AGUA
Es imprescindible ofrecerles un recipiente amplio y poco profundo en el que la tortuga puede entrar y tener la cloaca sumergida en agua. Esto les ayuda a mantenerse hidratadas y estimula la defecación. Si la tortuga no se baña sola, hay que meterla en el recipiente 1-2 veces al día.

SUPLEMENTO DE CALCIO Y VITAMINAS
Ofrecer sólo cada dos semanas en forma de polvo sobre las hojas. NO todos las formas de calcio son adecuadas para tortugas. La base de la salud es una correcta alimentación.

TEMPERATURA Y LUZ
Es necesario comprar al menos un termómetro para controlar la temperatura en todo momento.
Debe crearse un punto caliente de 35-40º C en un extremo del terrario. Instintivamente las tortugas suelen buscar calor donde hay luz, por lo que es preferible utilizar un foco que combine luz ultravioleta, luz normal y calor (bombillas especiales para reptiles). La tortuga utilizará esta fuente de calor a voluntad y cuando ya se siente caliente se alejará a una zona más fresca. La comida debe ser colocada en el extremo más fresco para evitar que se reseque. La temperatura la zona más fría del terrario no debe bajar de 25ºC.
Necesitan exposición diaria a la luz ultravioleta. Se puede utilizar luz solar directa (sin cristales ni plásticos en medio) o lámparas UV especiales para reptiles. Deben recibir luz ultravioleta durante 10-12 horas al día. Se puede seguir el fotoperiodo natural.
Las tortugas han evolucionado para calentarse desde arriba, no desde abajo. Por esta razón, las esterillas y cables pueden ser utilizadas como una ayuda para mantener la temperatura general del terrario, pero no como la fuente de calor principal. Exceso de calor desde el suelo produce problemas digestivos y supone riesgo de quemaduras. Las esterillas pueden colocarse en una pared del terrario o debajo del mismo siempre con una buena capa de sustrato por encima (para evitar quemaduras). Las rocas o piedras de calor no son adecuadas en ningún caso.

HIBERNACIÓN
En general no es estrictamente necesaria salvo que se quiera criar. Si no se tiene intención de criar es preferible no hacer hibernar a la tortuga y mantenerla caliente durante todo el año. Si desea que su tortuga hiberne, le aconsejaremos sobre las pautas a seguir y precauciones a tener.

TERRARIO
Cuanto más amplio mejor. Para sustrato puede utilizar mezcla de tierra para macetas y arena. Las tortugas desarrollan su actividad en el suelo, por lo que no tienen que ser terrarios altos.
Es necesario mantener la higiene tanto del suelo como de las paredes. Las heces deben retirarse a diario y se recomienda cambio total del sustrato cada semana o cada dos (depende de cada caso).
Algunas plantas naturales como hibisco, potos, dalias, pensamientos, perejil, hierba son adecuadas como decoración. Las tortugas pueden comerlas. No se recomiendan plantas artificiales porque pueden causar obstrucciones digestivas sin son ingeridas.

SALUD
Se recomienda un análisis de heces dos veces al año para controlar los parásitos.
Al menos una vez al año es recomendable un chequeo completo con análisis de sangre.
Consúltenos si la tortuga presenta alguno de los siguientes síntomas:
• Está menos activa de lo normal.
• Come menos de lo normal o no come.
• Ha dejado de defecar.
• Tiene mocos o mantiene los ojos cerrados. 

Contacto:

Dirección

Paseo de Colón, 58 bajo
20002 Donostia San Sebastián 
Ver en Google Maps

Teléfonos:

+34 943 272 770 
Urgencias 24h: 608 676 435

Horarios:

De 9:00 a 13:00
De 15:30 a 19:00

© Copyright Clínica Veterinaria Labrit 2021 - Política de Privacidad - Política de Cookies

SIGUENOS EN FACEBOOK